viernes, 15 de marzo de 2013

El teatro griego

Cerramos el capítulo de la tragedia con el enlace de la película de la que os hablé, Las Troyanas de Cacoyannis. En un par de días abordaremos la comedia: estoy segura de que nos vamos a reír a carcajadas, sobre todo yo cuando vea vuestras caras de asombro. Tengo la intención de leer algún fragmento de Lisístrata en clase, pero por si a alguien le parece insuficiente, aquí puede seguir disfrutando y riendo.

lunes, 19 de noviembre de 2012

RECREACIONES LITERARIAS: EPIGRAMAS


Para ser la primera vez, no está nada mal, ¿no? Aquí van algunos estupendos ejemplares:

¿Sabes, Elisa? Tu familia es muy afortunada.
Nadie nunca necesita gastar dinero en un despertador.
Porque con el vozarrón que tienes…
hasta los sordos se despertarían.
                        Anastasia

Tu grandeza nos sorprende a todos:
tus grandes ojos, tan hermosa,
pero no por tu belleza
sino porque no cabes por la puerta.
                        María

España, qué verde y fructífera.
España, qué historia y legado.
España, bella de arriba abajo.
España, qué pocos puestos de trabajo.
                        Meganne

Mariano, Mariano, Mariano,
el único presidente que si trabajara de sastre,
nadie notaría el cambio.
                        Víctor

 

jueves, 11 de octubre de 2012

Ta pediá tou Pirea

Salvete omnes, discipulae discipulique. Novus annus, novae res; hic est portus et Longorum Murorum imago. Potestis quoque cantum audire qui titulum "Piraei pueri" habet.
 
 
Adsunt etiam cantus litterae:
Τα παιδιά του Πειραιά
Απ’ το παράθυρό μου στέλνω
ένα δύο και τρία και τέσσερα φιλιά,
    που φτάνουν στο λιμάνι
    ένα και δύο και τρία και τέσσερα πουλιά.
    Πώς ήθελα να είχα ένα και δύο
    και τρία και τέσσερα παιδιά,
    που σαν θα μεγαλώσουν όλα
   θα γίνουν λεβέντες για χάρη του Πειραιά.
   Όσο κι αν ψάξω, δεν βρίσκω άλλο λιμάνι
   τρελή να με 'χει κάνει, όσο τον Πειραιά,
   που όταν βραδιάζει, τραγούδια μ' αραδιάζει
   και τις πενιές του αλλάζει, γεμίζει από παιδιά.
  Aπό την πόρτα μου σαν βγω
  δεν υπάρχει κανείς που να μην τον αγαπώ
  και σαν το βράδυ κοιμηθώ, ξέρω πως,
  ξέρω πως, πως θα τον ονειρευτώ.
  Πετράδια βάζω στο λαιμό, και μια χά-
  και μια χά-, και μια χάντρα φυλακτό,
  γιατί τα βράδια καρτερώ, στο λιμάνι σαν βγω
  κάποιον άγνωστο να βρω.
  Όσο κι αν ψάξω, δεν βρίσκω άλλο λιμάνι
  τρελή να με 'χει κάνει, όσο τον Πειραιά,
  που όταν βραδιάζει, τραγούδια μ' αραδιάζει
  και τις πενιές του αλλάζει, γεμίζει από παιδιά

domingo, 26 de febrero de 2012

Teatros griegos

Aquí os dejo un mapa de google con los teatros griegos. Hay imágenes preciosas, disfrutadlas.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Condiciones de la educación

 ὅτι μὲν οὖν τῷ νομοθέτῃ μάλιστα πραγματευτέον περὶ τὴν τῶν νέων παιδείαν, οὐδεὶς ἂν ἀμφισβητήσειε: καὶ γὰρ ἐν ταῖς πόλεσιν οὐ γιγνόμενον τοῦτο βλάπτει τὰς πολιτείας.

No puede negarse, por consiguiente, que la educación de los niños debe ser uno de los objetos principales de que debe cuidar el legislador. Dondequiera que la educación ha sido desatendida, el Estado ha recibido un golpe funesto.
     Aristóteles, Política VIII, 1

Pronunciación del griego antiguo

Podréis comprobar cómo diferencia las vocales largas de las breves y cómo pronuncia las consonantes aspiradas. Se intuye el ritmo del hexámetro.

video

domingo, 13 de noviembre de 2011

Edén al Oeste


Director: Constantin Costa-Gavras Intérpretes: Ricardo Scamarcio, Juliane Köhler, Ulrich Tukur, Éric Caravaca País: Francia, Grecia, Italia Año: 2009. Fecha de estreno: 23-10-2009 Duración: 106 min. Género: Drama
Al igual que en la Odisea, el Mar Egeo es el escenario donde discurren las aventuras de Elías, nuestro protagonista. En esas mismas aguas, bajo el mismo sol y los mismos cielos, como en el amanecer de la civilización. Después de innumerables incidentes y accidentes, una escala en el paraíso y una estancia en el infierno, el mágico final de su periplo se desarrolla en París. París, la ciudad que resplandece en los anhelos más profundos, en el sueño más agitado de los viajeros. “Edén al oeste” intenta recrear el camino, el viaje de aquéllos (que fueron nuestros padres y nuestras madres) que cruzaron tierras, océanos y mares embravecidos a la búsqueda de un hogar.

Nuevo curso, nuevas lecturas

Este año, como ya sabéis, nos vamos a dedicar casi exclusivamente al estudio de la literatura latina (y griega). Y siempre que sea posible, leeremos textos actuales inspirados en los autores grecorromanos. He leído un poema de Santos Jiménez (Ávila, 1959) que, a mi juicio, nos incita a sumergirnos en la literatura clásica. Y es que no hay nada nuevo, todo está en los clásicos.
Todo lo que pensaba escribir
lo están diciendo los antiguos:
los trabajos, las ruinas, el sexo.
La ignorancia y miles de años
me separan de ellos.
Lo están cantando todo:
la bella muchacha,
el bello muchacho,
los dientes caídos,
las cargas de hacienda,
la guerra, la guerra, la guerra.
Catulo, Catulo, con ese ya no hay cuenta,
pues es un libro abierto
como corazón de torero:
los besos más sublimes
en los vasos más labrados,
el miembro del anciano
con el deber cumplido,
las violetas, las estrellas,
las caderas, los mimbres,
el miedo...,
y esas diosas creadas para consumo interno.
Lo están cantando todo.
Yo aquí lo dejo
y me tumbo a que me prendan
los latines que no entiendo.